viernes, 2 de abril de 2010

Había una vez...

Abril llegó ayer y me di cuenta de que quizás era un buen momento para comenzar esta especie de proceso. Pensé ¿Porqué no un blog? Al fin de cuentas son innumerables las veces que me encuentro escribiendo acerca de cosas que siento en ese momento significan puntos importantes en este cambio de perspectiva que tenemos día a día.

Estas últimas semanas empecé a pensar que era momento ya de dejar de hacer preguntas, las cuales muchas veces no encuentro como responder, y empezar a dar respuestas de las cosas que si sé. Hay veces en las que “esa” pregunta nos da otra respuesta y yo soy de las que piensa de que tal vez, hay que reformular las preguntas.
Sinceramente, no se acerca de que voy a seguir escribiendo este blog. Es probable que sea variado el abanico, pero… ¿No somos así todos? Variados, aleatorios, complejos… Quizás esta última sea la razón por la cual decidí empezar este blog. Así que, acá voy…

Mi nombre es Yanina (pero pueden llamarme solo Yani, le quita formalidad), 26 años, arquitecta.
Me describo simple aunque me muestre compleja, y es por eso que quiero empezar a simplificar esas barreras en las que me escondo para hacer las cosas menos complicadas, cuando lo único que logro es hacerlas aún más complicadas (en parte, de todos modos… Yo me tomo la vida fácil pero a veces me cuesta seguir el camino de lo que predico). Sé que es porque a veces el temor que me genera el no saber qué es lo que el otro pueda llegar a pensar, pero en verdad ¿importa? Yo creo que no. Al que le gusta bien, y al que no, que se compre un volante y que la maneje solo…
Soy una persona feliz, aunque a veces me dejo nublar por momentos no tan felices, pero de eso se trata la vida también. ¿Qué clase de loca seria si viviera todo el día, los 365 días del año, en una sobredosis de felicidad constante? Yo les diría que si así fuera, definitivamente estaré luciendo un hermoso chaleco blanco, rodeada de paredes acolchonadas y un muy pituco señor en ambo blanco que me visite a cada hora para regalarme unas pastillitas de colores que… Hey! No es mala la idea! Bueno volvamos…
Ah si… Cabe aclarar que tengo una leve inestabilidad psicológica, pero de eso se van a ir dando cuenta con el correr de las actualizaciones. En fin, basta de tanto prólogo que ya me aburrí.


Bienvenidos al “Loco mundo de Yan”

2 comentarios:

  1. Welcome to this..
    igual, como ya te dije, te doy 3 meses como mucho, igual, ponele pilas que esta bueno (K)

    ResponderEliminar
  2. Hare lo posible mi amigo... hare lo posible. Todo por terminar con la ridicula idea de que en este mundo estamos todos cuerdos, definitavemente, yo no lo estoy.

    ResponderEliminar